Gafas de protección

Cuando trabajamos con martillos demoledores en una obra, es altamente recomendable ponerse una gafas que nos protejan del polvo, trocitos de piedra, hierro o astillas que pueden saltarnos a los ojos mientras trabajamos con la herramienta.

Si no utilizamos unas gafas de seguridad, nuestra vista se podría dañar permanentemente, perder visión con el tiempo o derivarse en otras enfermedades oculares como cataratas, por ejemplo.

En el caso de los albañiles, las gafas de protección más adecuadas son aquellas que también tienen sistemas para impedir que el polvo entre en nuestros pulmones. Si no lo hacemos, con el paso de los años también podríamos contraer enfermedades respiratorias.

Siempre decimos que la salud es lo primero, sobretodo si estamos trabajando.

¿En qué trabajos es más frecuente utilizar unas gafas de protección?

Normalmente, utilizaremos las gafas de seguridad cuando:

  • Estemos cortando con la radial.
  • Realizando agujeros en una pared o tirándola abajo.
  • Si trabajamos en los techos, ya que estamos mirando hacia arriba continuamente y nos podría caer algo en el ojo.

Dependiendo del modelo, también nos pondremos unas gafas de seguridad en otros trabajos, como en talleres, laboratorios químicos o carpinterías.

Otros accesorios de seguridad que te podrían interesar